Desde mi punto de vista…

Just another WordPress.com weblog

Batey Montecoca: Una vida fuera de la burbuja… diciembre 22, 2010

Filed under: Uncategorized — rossqt @ 2:10 am

Jean-Paul Baptiste!!! Me escuché a mi misma leyendo de una lista de 97 personas de diversos parajes de un Batey, mientras caminaba y gritaba el nombre un poco más alto para que uno de los envejecientes del Batey Montecoca (del Ingenio Consuelo) levantara la mano y se pusiera de pie para buscar una funda plástica transparente con comida, esta vez para dos semanas.   Este es el esfuerzo que Tocando Puertas hace desde hace 6 años para llevar a este grupo de personas mayores de 65 años de edad, comida por una semana antes de Nochebuena. (Foto: RossQ – Batey Montecoca)

Tocando Puertas es la labor misionera de varias personas que se encargan de recaudar fondos para acercarse a un grupo de personas que ya no disponen de una fuente de ingresos , ya sea por la edad o porque el ingenio del que dependía su “batey” cerró sus puertas hace unos años atrás.  Batey es definido por Wikipedia (valga, valga…) de la siguiente manera: son colonias de braceros que se establecen en lugares ubicados adecuadamente para el manejo de las labores agrícolas de la caña de azúcar (para más información buscar en: http://es.wikipedia.org/wiki/La_Romana_%28provincia%29 )  Cada año, Roberto (que sirve a la iglesia de esa zona) se encarga de prepararnos el censo y de coordinar nuestra visita para la entrega de las provisiones que recolectamos por meses.   Esta misión inició ya hace 6 años, ayudando a sólo una persona que tiene problemas mentales y sobrepasa los 70 años de edad.  Hoy, orgullosamente y con el apoyo de muchos amigos, ya podemos tocar a las puertas de 97 envejecientes. (Foto: RossQ – Batey Montecoca).

Visitar un Batey, como el de Montecoca, nos sensibiliza y nos permite ver lo privilegiados que somos al contar con muchísimas comodidades y tener toda la parte básica de comida, techo y salud cubierta.  Vivimos en una burbuja mientras estas personas viven del bien que se pueda hacer por ellos… por su edad, son pocas las posibilidades que tienen de conseguir trabajo y muchos de ellos están enfermos.  Me pregunto qué pasa en las otras 51 semanas del año, pues ahora mismo sólo por unos días podemos suplirles alimentos.  Este año fue especial, pudimos proveer por más de una semana, gracias a los aportes realizados por muchas personas y pudimos compartir con estas personas un mensaje de esperanza, conversar con ellos, pasarles la mano, tomarles fotos, cantarles y ver que son como niños, reciben todo lo que le podamos dar y sus ojos se desorbitaban cuando veían esa “funda tan grande” que podían llevarse a sus casas.  En todo momento los imaginé abrirlas y sacar cada artículo como si fuera un tesoro. (Foto: RossQ – Batey Montecoca).

También un grupo de jóvenes pudo acompañarnos para llevar una fundita con juguetes, merienda, dulces, jugo a los niños del lugar, más de 150.  Ellos disfrutaron  que les pintaran las manos o la carita, de cantar, de conversar con un grupo de jóvenes que les llevó un mensaje de esperanza, de que la vida es buena, de que no están solos.  Para ellos también fue especial.  Ya nos esperan cada año. (Foto: CVillamil – Batey Montecoca).

Tocando Puertas sigue disponible todo el año para recibir aportes (en dinero o especie) para hacer llegar ayudas de todo tipo a los envejecientes del Batey Montecoca.  Sólo tienen que contactarme y puedo darles toda la información que necesiten y acompañarnos cuando visitemos, siempre es una experiencia especial.  Hoy brindo por mis viejitos, a quienes no me cansé de tocar y echarles el brazo.  Brindo por los viejitos más lindos del mundo y por todas las personas que hicieron posible que este año los hiciéramos sonreir y sentir importantes.  Brindo con jugo de avena, pues fue parte de lo que les llevamos.  Salud!! (Foto: RossQ – Batey Montecoca).

Anuncios
 

One Response to “Batey Montecoca: Una vida fuera de la burbuja…”

  1. carlosortiz1204@hotmail.com Says:

    Recuerdo cuando junto a mi padre (hombre del CEA) visitabamos en el Soco (yo era su chofer), un batey que se llama Jaguar, donde el viejo tenía unas vaquitas, y después que ibamos a ver las vacas y antes de regresarnos a la casa entonces pasabamos por el batey donde gente que mi viejo conocía de años (mi Papá trabajó durante aprox. 40 años en el CEA) y la experiencia para mí era muy bonita, me sentía bien entre aquellas personas, y mi viejo siempre les dejaba “alguito” para lo que fuera, pero daba. Esas son cosas que no sé hasta donde las llevaré en lo más profundo de mi corazón.
    Bendiciones Eternas a TOCANDO PUERTAS.
    Larga Vida y Salud a sus Fundadores!!!
    Muy chulas las fotos y también las de Facebook…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s